Cerveceros artesanales crecen como espuma

Foto EE: Archivo

A la par de que en México siguen surgiendo empresas dedicadas a la fabricación de la cerveza artesanal, las marcas ya establecidas en el mercado continúan registrando crecimientos de dos y tres dígitos, a pesar de su alta carga tributaria y de que importan casi la totalidad de sus insumos.

Jaime Andreu, vocero de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex) indica que en 2008 había 12 cerveceras artesanales en esa organización y este año cerrarán con 36 miembros, de las 100 microempresas que, estiman, hay actualmente en el mercado.

Tan sólo en Nuevo León se tiene el registro de 23 marcas, 17 más que en el 2013. El martes 16 de diciembre, 16 de esas firmas fundaron la Asociación de Microcerveceros de Nuevo León. En Baja California Sur siguen dominando Baja Brewin y Ramuri, en el vecino estado del norte podría haber hasta 100 microcerveceros, si se incluye a los que hacen fabricación casera.

El consumo de cerveza artesanal en México continúa en ascenso, pero aún tiene un largo camino por recorrer. Se estima que en el país hay 63 millones de consumidores de cerveza, sin embargo, de cada 975 litros que se consumen en la nación, apenas 1 es elaborado por los cerveceros artesanales. La tarea para el 2016 es que 1 de cada 100 cervezas sea elaborada por estos.

Mientras eso sucede, las empresas siguen reportando buenas cuentas. Jaime Andreu, dueño de Primus, informó que esa firma creció este año 36% en ventas y confió llegar a 50% el próximo año. La empresa, que pasó de 11 a 20 empleados este año, incrementó su capacidad de producción luego que en agosto del 2013 instaló su planta en San Juan del Río y este año inauguró su planta de embotellado.

Malafacha, de José Manuel de Urquidi creció en 2014 cerca de 240%, el empresario estimó un crecimiento similar el próximo año, toda vez que planea aumentar su capacidad de producción, que actualmente es de 12,000 litros mensuales. El incremento, explicó, se debe al empuje obtenido por las tiendas de autoservicio con las que trabajan.

“Lo que nos ha hecho crecer es el impulso con las tiendas de autoservicios que han abrazado el movimiento artesanal, como son Walmart, Superama, HEB, Soriana y Liverpool. Con losrestaurantes es con los que más se batalla por el tema de los incentivos, es difícil cambiarles el esquema”, expuso.

La empresa tiene actualmente cuatro empleados y planea llegar a 10 el próximo año con la ampliación de sus instalaciones.

ODIL Y LOS APOYOS

Baja Brewin, que dirige Jordan Gardenhire, fue una de las 10,000 pequeñas y medianas empresas (pymes) afectadas por el huracán Odil. A pesar de que el gobierno federal anunció apoyos directos y a través del programa de garantías, el buen desempeño que tuvo la cervecera de enero a agosto, le permitió salir a flote de la crisis con recursos propios.

“Hubo mucho movimiento sobre los apoyos, pero muchos de los requisitos que pedían eran medio inalcanzables, con tasas no tan bajas. El fondo perdido fue para Repecos y personas físicas, para nosotros fue a través de Bancomext y la banca comercial, con un interés que oscilaba entre 8.5 y 10%, para nosotros no era una situación atractiva", explicó Dulce Rodríguez, gerente administrativa.

Odil, abunda, inundó su planta y provocó el cierre de sus tres restaurantes, que es donde venden la cerveza. “Ya estamos operando otra vez y todo está bien, pero sí tuvimos tres meses muy fuertes”.

La empresa cuenta con 100 empleados y este año registrará un crecimiento de 50 por ciento. Entre sus planes del 2015 está invertir 200,000 dólares para incrementar su capacidad productiva, que asciende a 20,000 litros mensuales.

Con dos años en el mercado, Bocanegra, de Sergio Elías Gutiérrez, creció 113% este año como resultado de un trabajo comprometido. El 80% de los ingresos de la firma regiomontana que genera 60 empleos directos e indirectos, proviene de lugares de consumo y 20% de departamentales y tiendas especializadas.

“La resolución de la Cofeco sirvió a nivel directivo. La gente que está en piso sigue haciendo prácticas horribles. Por suerte, cuando llevas la queja a otros, sí reaccionan”. Bocanegra produce al mes 20,000 litros de cerveza artesanal.
Minerva, otra de las firmas longevas en el segmento artesanal, cerrará en 2014 con un crecimiento de 25% informó Jesús Briseño, su fundador, luego que este año ampliaron su capacidad productiva y aumentaron sus canales de distribución.

La cerveza se distribuye directamente en cinco ciudades del país y llega a más estados a través de las tiendas de autoservicio, que representan 30% de sus ingresos, mientras que los restaurantes y bares aportan 45% y el resto se logra mediante sus tiendas propias.

Los cerveceros artesanales importan 100% de la malta que requieren para su producto. “No hay malteras independientes que nos permitan satisfacer las necesidades del sector artesanal. Requerimos de una malta especial en pequeños volúmenes y de mucha diversidad”, expuso Jaime Andreu, de Primus, quien reconoció que de momento no están implementando acciones para desarrollar su cadena de abasto, toda vez que están enfocados en el tema fiscal.

José Manuel de Urquidi, de Malafacha, adelantó que los miembros de la Asociación de Microcerveceros de Nuevo León analizarán la compra consolidadas de maltas con sus proveedores de Estados Unidos y Europa, lo que también dejaría ahorros en los fletes.

Entre las tareas que tendrán en 2015 también estará negociar con Vitro, productor de botellas de vidrio, mejores términos y la garantía de que tendrán los cerca de 2.4 millones de botellas que requieren al año.

Esta asociación también impulsará la creación de un laboratorio que dé servicio a los cerveceros artesanales. “Es para tener estándares muy claros de medición del alcohol, del amargor. En la cerveza debemos tratar de vender consistencia, y para ellos requerimos equipo y el laboratorio. Esa parte podemos estandarizar mucho más y tener mediciones específicas”, dijo.

Como muchas pequeñas y medianas empresas, la expansión de sus operaciones es con recursos propios, ante los requisitos que pide la banca comercial, indica.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario