Cerveceras artesanales suben como la espuma

Foto EE: Archivo

Guadalajara compite con Tijuana y la ciudad de México por el liderazgo nacional en la producción de cervezas artesanales.

Sólo en la capital jalisciense hay alrededor de 70 marcas a las que se suman otras seis que producen esta bebida en los municipios de Ciudad Guzmán, Chapala y Lagos de Moreno, con cada vez mayor aceptación entre los consumidores.

Pese a los problemas que enfrentan las microcerveceras, como el costo de los insumos “hasta 50% más elevado” del que consiguen las grandes compañías del sector, así como la escasez de botellas y corcholatas, este segmento de la industria sigue creciendo como la espuma.

De acuerdo con la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), el sector proyecta un crecimiento de 30% este 2014.

“De cada 10 consumidores que tenemos, tres son clientes asiduos y siete son clientes potenciales que quieren conocer los diferentes tipos de cerveza artesanal”, indicó Jorge Gómez, director general de la Cerveteca San Lúpulo.

ESCASEAN INSUMOS

A diferencia de las grandes cerveceras del país, que consumen elevados volúmenes de materias primas, las empresas productoras de cerveza artesanal se enfrentan al problema de escasez que encarece los costos de sus insumos.

“Ahorita hay una gran dificultad para conseguir botellas para cerveza artesanal, porque Vitro dice que no le conviene producir pequeñas cantidades”, refirió Jorge Gómez.

Añadió que las corcholatas que se producen en Cuernavaca, Morelos, también son difíciles de conseguir debido a que los tamaños de producción son mínimos, sobre todo cuando se trata de nano-cerveceras.

APUESTAS POR MERCADOS ESPECÍFICOS

El director general de la Cerveteca, misma que se define como el lugar donde no solamente se vende o produce cerveza, sino donde se explica a los consumidores la variedad, sabores y tintes de cada marca, refirió que algunas empresas han optado por enfocarse en nichos muy específicos.

Como ejemplos, citó el caso de Cerveza Sangre Brava, dirigida a los amantes de la fiesta taurina, así como Hidromiel o cerveza vikinga, que es más suave para las consumidoras femeninas.

“En la Cerveteca manejamos 25 de las marcas locales de cerveza artesanal y manejamos también marcas de Nayarit, Aguascalientes, Michoacán, Distrito Federal, Coahuila, Baja California y Monterrey (...) Aproximadamente 5% del mercado va dirigido a un segmento muy específico”, destacó Jorge Gómez.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Patricia Romo / El Economista