Cerrar empresa en México cuesta 40,000 pesos

Foto: Especial

Es urgente simplificar el proceso de cierre de empresas en la Ley General de Sociedades Mercantiles para fomentar un ciclo saludable para el emprendimiento en México, consideraron expertos reunidos para la presentación del estudio Recomendaciones de Política Pública a la Luz del Fracaso Emprendedor, del Failure Institute y el CAF (Banco de Desarrollo de América Latina).

Los trámites para abrir una empresa en México pueden realizarse en un día a costo cero, si todo sale bien, pero cerrar la compañía puede durar hasta dos años y cuesta unos 40,000 pesos, aseguró Fernando Mendivil, presidente nacional de la ASEM (Asociación de Emprendedores de México). La llamada ley de reemprendimiento, que este jueves 26 de octubre podría votarse en el Senado, significa “tender una mano a los emprendedores para empezar de nuevo”, dijo Mendivil, en un foro celebrado en la Cámara de Diputados con el auspicio de la Comisión de Ciencia y Tecnología.

El estudio encabezado por la investigadora Melanie Vázquez del Failure Institute destaca que la falta de información sobre el cierre de empresas, el poco seguimiento que hacen las instituciones públicas de los emprendimientos que financian y la corrupción representan obstáculos para un ecosistema que fomente el aprendizaje a partir del fracaso.

“Se observa que en la tramitación de licencias y permisos se dan la corrupción, sobornos y extorsiones. El emprendedor considera que los procesos de los programas de gobierno son opacos y carentes de rendición de resultados”, destaca el estudio.

De acuerdo con los resultados del estudio, 6 de cada 10 emprendedores que fracasan no reportan el cierre de su empresa y 37% de los emprendedores ha recibido propuestas para participar en actos de corrupción, de los cuales 53% admitió haber colaborado con hechos corruptos.

“Necesitamos avanzar hacia una cultura de la transparencia”, dijo Leticia Gasca, directora ejecutiva de Failure Institute.

La presentación del estudio coincide con la discusión en el Senado de las modificaciones a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que de aprobarse permitirán realizar en línea los trámites para el cierre de una compañía, con la condición de que la empresa no se encuentre en litigio y la sociedad esté conformada por personas físicas.

“Las empresas, una vez que fracasan, simplemente tenemos el cadáver ahí en pudrición pero no tenemos capacidad de enterrarlas. En los últimos cuatro años, en el Registro Público de Comercio se registraron 324,320 empresas, solamente se pudieron disolver y liquidar y cancelar su registro a 3,143. Es decir, menos de 1% de las empresas se pueden cerrar, cuando todos sabemos que hay un estándar internacional que al menos 40% de las nuevas empresas están condenadas al fracaso, es parte de la vida económica del todo el mundo”, dijo el senador Héctor Larios Córdova (PAN) al presentar la iniciativa para reforma la ley en la materia, el 28 de septiembre pasado. Para Larios, se trata de dar un siguiente paso normativo que “permita facilitar, disolver y liquidar las empresas que fracasan y que tienen que cerrar”.

El Failure Institute ha detectado en México que 37% de las empresas tiene un periodo de vida de hasta un año; 29% vive hasta dos años y sólo 21% libra la barrera de los cinco años de vida. Si se sabe que tantos emprendedores van a fracasar, se deben preparar los trámites públicos para que el cierre sea rápido y sin dolor.

“Nos va a ayudar a fracasar, aprender y volver a empezar. Nos va a ayudar a que no sólo se puedan abrir empresas en un día a costo cero, sino que también se puedan cerrar en un día a costo cero”, dijo Mendivil, de la ASEM.

Las recomendaciones de Failure Institute son cinco:

  1. Simplificar el proceso de cierre de empresas en la Ley General de Sociedades Mercantiles.
  2. Crear un manual de cierre de negocios.
  3. Transparentar la cifra de negocios que fracasaron.
  4. Mejorar la comunicación de contenidos gubernamentales.
  5. Evaluar y rediseñar las prácticas del Instituto Nacional del Emprendedor

.

Failure Institute es un think tank mexicano dedicado a investigar por qué fracasan los emprendedores. Entre sus recientes estudios se encuentran trabajos sobre emprendimientos de base tecnológica, emprendedores sociales y empresas de mujeres en situación de vulnerabilidad.

CRÉDITO: 
José Soto Galindo / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.