CCD Ventures, otro revés de Ciudad Creativa Digital

Ciudad Creativa Digital. Foto: Especial

El reembolso de 30 millones de pesos a las arcas federales por parte del fondo de inversión CCD Ventures pone en evidencia la falta de control administrativo del Fideicomiso de Ciudad Creativa Digital, pero sobre todo genera dudas sobre las decisiones de inversión que tomaron los administradores de dicho instrumento.

La Asociación de Industrias Creativas, encabezada por Gabriel Torres Espinoza, el reembolso de los recursos al Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), y destacó la “ineficiencia” con la que opera dicho fondo, lo que ha motivado que empresarios y diputados locales exijan que se realice una auditoría al Fideicomiso que encabeza Mauricio Navarro.

Y es que, tan sólo en enero de este año, la licitación para la construcción del primer complejo de la Ciudad Creativa Digital, que debieron arrancar en julio pasado en un terreno ubicado a un costado de la Casa Baeza Alzaga, en el Centro Histórico de Guadalajara, volvió a someter a concurso, con una juste a la alza del presupuesto, informaron medios locales.

La obra, por un monto de 299.6 millones de pesos, que realiza Breysa Constructura, responsable de otros inmuebles en Guadalajara, como el Mercado Corona, tiene un periodo máximo de construcción de 18 meses y 19.5 millones de pesos más que el monto original, de acuerdo con datos de El Informador.

Se pretende que la CCD concentre industrias creativas, como productoras de cine, televisión, videojuegos, animación digital, entre otras, y sea un espacio catalizador de este tipo de emprendimientos, sin embargo, desde la visión del gobernador Aristóteles Sandoval “no hay proyectos suficientes” para invertir en ellos.

El CCD Ventures nació con una bolsa de 96 millones de pesos, 30 millones provenían de las arcas federales, 20 millones del gobierno estatal, el resto fueron recursos de inversionistas privados. El objetivo era invertir un millón de pesos en proyectos en los que se tomarían 35% de participación –contra 10% que suelen tomar otros fondos–.

En la minuta de la Sesión Ordinaria de la Comisión Edilicia Transitoria para el Proyecto Ciudad Creativa Digital, llevada a cabo el 12 de agosto del 2014 y donde se anuncia el lanzamiento de CCD Ventures en Campus Party 2014, Braulio Arturo Fernández Serrano, secretario de la sesión, mencionó que al 10 de julio de ese mismo año se tenían registrados 114 proyectos, de los cuales 13% estaban enfocados a temas de animación, 15% en cine y animación, 7% en energías renovables, 10% en videojuegos, 13% en aplicaciones móviles, 17% en temas de internet y 22% en desarrollo de software.

Se esperaba que a principios de 2015 se tuviera a las empresas en las que invertiría CCD Ventures, pero este listado se dio a conocer hasta septiembre pasado y sólo abarcó a cuatro empresas: Espiral, Colibrí, ETTO y Plática, ésta última dedicada a la creación de jardines verticales. Nada que ver con la industria creativa digital, no obstante que recibió 6.8 millones de pesos, de los 37 millones que invirtió el fondo.

Cabe mencionar que dentro de los gastos que se realizaron dentro del Fideicomiso de la CCD en pro del Fondo de capital de riesgo se encuentra el pago de 8,000 dólares más IVA a Deutsche Bank México por aceptar ser la fiduciaria del vehículo de inversión, y de 20,000 dólares más IVA por la administración anual de los recursos.


Otro destino

CCD Ventures tuvo hasta el 7 de abril para entregar los 30 millones de pesos, más los 600,000 de intereses al Inadem, aunque debido a trámites administrativos tendrá tiempo extra.

“Tenemos que cancelar el proyecto, hacer el cálculo de rendimientos, proporcionar el monto a reintegrar y dar la línea de factura de la Tesorería de la Federación”, explicó en entrevista Enrique Jacob Rocha, presidente del Inadem.

El funcionario confirmó que CCD incumplió con las metas señaladas en su solicitud de apoyo, y es que el Fideicomiso de la CCD estableció tiempos limitados que dejaron poco margen para completar sus metas. Elegir un administrador privado y seleccionar proyectos que generen el impacto esperado implica mayor trabajo y tiempo.

“Hay una contradicción en que un estado que se jacta de ser la capital de la innovación no tenga proyectos suficientes para ser beneficiados. Claro que no es así, hay muchos cortos, largometrajes, industrias tecnológicas que cumplen con los requisitos, pero que no fueron beneficiados por la falta de eficiencia”, expuso Gabriel Torres Espinoza, en declaraciones a El Informador.

Pese a todo, Jacob Rocha minimizó la situación del fondo tapatío y aseveró que “cuando una pequeña empresa o emprendedor solicita recursos y se le entregan, no tenemos la certeza de que va a poder cumplir, como en el caso de Jalisco, que si no funcionan se les solicita el reintegro, lo cual no impide que puedan solicitar recursos nuevamente”.

Y ése es el plan de Mauricio Navarro Gárate, quien dijo que volverán a participar en la convocatoria 3.2 “Apoyos a fondos de capital emprendedor y empresas de alto impacto del Fondo Nacional Emprendedor (FNE)”, que saldrá el 18 de abril, por lo que garantizó que los recursos “no se perderán”.

Cuestionado sobre cuántos fondos apoyados por el Inadem están en la misma situación, Enrique Jacob Rocha aseguró que es un caso único. “No existen fondos a los cuales se les haya solicitado el recurso en otras ocasiones, ni que en este momento estén en condiciones similares (a la de CCD Ventures)”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario