Canacope rechaza que microcomerciantes sean responsables de alza de precios

Foto EE: Archivo

La firma del acuerdo para el fortalecimiento económico aporta elementos positivos para proteger la economía familiar como un sector prioritario, destacó la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) de la ciudad de México.

Entre ellos, destaca la eficiencia en el gasto público, el rechazo unánime a bloqueos, saqueos y actos violentos, así como la instalación de un Comité de Productividad, consideró la presidenta del organismo, Ada Irma Cruz Davalillo en conferencia de prensa.

Sin embargo, dijo, nos preocupa que lo dicho de evitar incrementos indiscriminados propicie una deformación que busque controlar artificialmente los precios de los productos y servicios.

Asimismo, que cuando el precio sea insostenible, como sucede en diversos centros comerciales, se acuse y sancione al pequeño comerciante como el responsable del alza, por lo que se debe procurar la estabilidad en los precios y no un falaz control que deforme la economía.

Cruz Davalillo destacó que tras la inconformidad por el alza al precio de las gasolinas resulta necesario vigilar la actividad comercial más allá de la cadena minorista.

"Rechazamos que se estigmatice al sector comercial minorista y prestadores de servicios como los responsables de generar el alza de precios y se busque sancionar al sector que se encuentra en el último eslabón de la cadena", dijo.

Lo anterior, ya que en la mayoría de las ocasiones, los pequeños comercios reciben las mercancías con un ajuste al alza en el precio, por el transporte de los insumos, el proceso de industrialización, el almacenamiento o el traslado a los grandes centros de distribución, explicó.

Por lo que consideró como "injusta" la intensificación a la vigilancia que anunció la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), cuando ésta debería ampliarse al comercio informal, el único beneficiario de la emergencia económica que está exento de regulación.

La Canacope-Servytur recomendó a los prestadores de servicios y comercios en pequeño algunas acciones para prevenir posibles sanciones o clausuras, como exhibir los precios al público y hacer un registro histórico de la variación de los precios.

Así como exigir notas, recibos o facturas de los productos y servicios que adquieren, a fin de comprobar que los productos que solicitan ya vienen con un incremento, lo cual provoca un ajuste en el precio final al consumidor.

Mientras que a la Profeco, el organismo solicitó que no busque impactar con sanciones indiscriminadas al sector de micro, pequeñas y medianas empresas.

Respecto a las otras medidas anunciadas, entre las que se encuentra mejorar las condiciones de crédito a través de la banca de desarrollo, modernizar y convertir el transporte público a gas, entre otros, Cruz Davalillo estimó que se deben establecer mecanismos de operación necesarios.

"Mientras los enunciados no estén especificados en un programa de políticas públicas, se establezcan los mecanismos de operación y objetivos pertinentes, queda un catálogo de buenas intenciones que difícilmente se podrán realizar", explicó.

A decir de Davalillo, el contexto económico requiere que el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar establezca un espacio real de atención a las necesidades tanto de la población como de los sectores productivos, apuntó

apr

CRÉDITO: 
Notimex

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.