California, mercado de apuestas globales

Azul Ogazón Gómez, consejera de ProMéxico en San Francisco, California, en Estados Unidos. Foto EE: José Roberto Guerra

Ser sede de Silicon Valley, uno de los ecosistemas emprendedores más importantes a nivel mundial, convierte a San Francisco en la ciudad ideal para aquellos que deseen incursionar en la industria tecnológica. Su creciente popularidad demanda a los interesados, “actuar como locales y prepararse para competir de manera global”, refiere Azul Ogazón Gómez, consejera de ProMéxico en San Francisco, California, en Estados Unidos.

El talento mexicano lo asume y a pesar de los obstáculos, como costear un alto nivel de vida y enfocarse más en sobrevivir que en vender el anproyecto, hay casos exitosos como Kueski –startup que otorga préstamos personales basándose en el comportamiento del usuario en redes sociales– que han conseguido financiamiento de los inversionistas más importantes de Silicon Valley.

La tecnología también está permeando en la industria automotriz. México ya está exportando semiconductores, vehículos y circuitos integrados. Pero está la necesidad de aplicaciones móviles que faciliten el uso de automóviles inteligentes. Por ejemplo, para controlar la música desde el auto o enviar mensajes sin que el conductor se distraiga.

La consejera de ProMéxico ha énfasis en la excelente relación comercial que existe entre California y México, asegura que el estado norteamericano es nuestro primer socio comercial y “nosotros somos el tercero para ellos”. De hecho, en el último año, México exportó 45,000 millones de dólares., mientras que California envió 26,000 millones.

“Esto se debe a la gran sinergia que tenemos como territorio. Además, el gobernador (Jerry Brown) está muy comprometido con nuestro país”. Hace un par de años visitó tierras aztecas para firmar acuerdos comerciales, comenta la experta.

Diversificar mercados

Azul Ogazón recomienda diversificar mercados y apostar por condados como Fresno. Esta localidad de California es generadora de 90% de los productos orgánicos que se consumen en Estados Unidos, responsabilidad que según la funcionaria está sobrepasando la capacidad de productores locales. “Ya no se dan abasto”, refiere, situación que debe aprovecharse por el mercado mexicano que, de acuerdo al Consejo Nacional de la Producción Orgánica (CNPO), tiene amplia experiencia en el rubro:

Del total de la producción orgánica en México, entre 80 y 90% se destina a la exportación, lo que genera ingresos mayores a 600 millones de dólares. El mercado nacional ha mostrado un crecimiento anual mayor a 30%, lo que representa más de 512,000 hectáreas sembradas.

La representante de ProMéxico refiere que es indispensable brindar seguridad a los consumidores de Estados Unidos, por lo que sus productos deben contar con certificación de Sello Orgánico. “A los estadounidenses les gusta cuidarse y alimentarse sanamente (…) El mercado orgánico se convierte en la forma ideal para internacionalizarse y conquistar el país norteamericano”, comenta.

Otro de los mercados a explotar es el de la nostalgia, que si bien ya está posicionado en California, todavía hay oportunidad para el ingreso de productos de añoranza, tales como el mezcal, bebida que –según los californianos– combina tradición y artesanía. “El mercado del norte del estado demanda productos hechos a mano como alebrijes y tejidos artesanales”, indica.

Finalmente, y no menos importante, en el estado se está gestando un ecosistema creativo, oportunidad para que desarrolladores mexicanos muestren su talento en tecnología. Datos de ProMéxico revelan que los costos de producción en territorio nacional son 42% menores que en Estados Unidos, factor que eleva las posibilidades de apostar por la industria mexicana.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario