Con expo difundirán industria vitivinícola

Foto: Especial

Productores de todo tamaño participarán en Catar México 2013

El sabor y el encanto nacen en la tierra, ahí donde el vino encuentra su fruto, ése que transformado en exquisita bebida, cautiva los sentidos de quienes lo prueban. Algunos descubren en él cualidades poéticas y otros tantos, un referente cultural que no debe perderse. Justo allí se rastrea la misión de la Cumbre del Vino Catar México 2013, que por segunda ocasión buscará promover la industria vitivinícola nacional, desde diversas ópticas: cultural, geográfica, social y empresarial.

De vuelta en Guanajuato, sede de la primera edición del evento, este encuentro convoca a pequeños, medianos y grandes productores; bodegas familiares y artesanales; comercializadores, proveedores, restauranteros, productores gourmet y al público en general, a sumergirse en una experiencia que anhela penetrar en toda la población y como señala, Arturo Carpio, director de la muestra, abandonar su estigma elitista.

De la mano del Consejo para el Fomento de la Cultura del Vino A.C, Catar México intentará descubrir en cada persona, en cada visitante, un espíritu enófilo, sin importar que nunca antes se haya relacionado con el vasto universo de la vid.

A lo largo de tres jornadas, del 4 al 6 de julio próximos, puntualiza el fundador del organismo cultural-vinícola, los asistentes podrán disfrutar de actividades varias: desde talleres, degustaciones, hasta maridajes, conferencias y presentaciones de artículos literarios asociados al vino, además de entablar acuerdos comerciales con los ponentes.

Asimismo, podrán interactuar con 15 productoras españolas, que servirán como pretexto ideal para dar un salto en la historia de tan preciado líquido, en suelo mexicano. “Invitar a España tiene una coherencia histórica, conocer el mundo del vino mexicano también implica referirnos al vino español. Fue justo España la que introdujo el cultivo de la vid en el país, que en ese entonces estaba destinado al consumo de la Corona y la Iglesia”, rememoró Carpio.

Paralelamente, los visitantes podrán aprovechar la ocasión para recorrer lugares de gran raigambre en el estado, como la Alhóndiga de Granaditas, el Museo Iconográfico del Quijote, el Antiguo Hospicio Jesuita y La Casa del Conde Rul, a lo largo de los cuales se desplegará la exhibición, que de consolidar su rol en el sector, podría transformarse en una fiesta itinerante.

Todo ello, aunado a la participación de 52 bodegas mexicanas (procedentes de Aguascalientes, Coahuila, Baja California, Querétaro, entre otras entidades), 42 creadores de productos gourmet, 18 restaurantes especializados en maridaje, construye una perspectiva de éxito importante, la cual incluye un pronóstico de asistencia de 20,000 personas y una derrama económica de al menos 20 millones de pesos.

Pero la tendencia prometedora parece no detenerse en eventos como éste, de hecho, indica Arturo Carpio, “la Sagarpa está impulsando a nivel promocional y de producción a los vitivinicultores. Si tus viajas a los valles vitivinícolas, todos están en crecimiento; la perspectiva es que la industria pueda generar un incremento al menos de 30 % con respecto lo que se está haciendo ahora (en un plazo no mayor a cinco años)”.

Para conseguirlo, será fundamental fomentar el consumo, impulsar la exportación de productos e inscribir al sector en la agenda vinícola mundial.

[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo