Buen Fin no revertirá pérdidas en el comercio

Foto: Archivo/El Economista

Ni aún con un repunte de ventas en esta época se subsanará la desaceleración económica: ANTAD

El programa de ofertas y descuentos del año, llamado Buen Fin, ayudará a paliar coyunturalmente la desaceleración económica que enfrenta México, que junto con la venta navideña disfrazarán la difícil situación; pero, “de ninguna manera” va a solucionar que las tiendas de autoservicio y departamentales recuperen lo perdido durante el año (ventas, inversiones y empleo), consideraron empresarios y especialistas.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) dará a conocer en los próximos días el resultado de la comercialización durante octubre, con lo cual reportará su cuarta caída más fuerte del año y por tanto, ni aún con repunte de ventas en noviembre y diciembre, subsanará la desaceleración económica, que los coloca en estancamiento, cuando su pronóstico de crecimiento era de 5% a tiendas iguales para el 2013.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicio y Turismo (Concanaco-Servytur) junto con la ANTAD prevén que las ventas por el Buen Fin, que dará inicio este viernes y hasta el próximo lunes 18 de noviembre, aumentarán 11% en comparación con las reportadas del 2012. No obstante, Vicente Yáñez, presidente de las tiendas minoristas, afirma que existe preocupación por la situación económica y la inseguridad, que asustan al consumidor y lo orillan a ser cauteloso.

El nerviosismo que invade a las tiendas obliga a sacrificar sus inventarios que no comercializaron a lo largo del año, motivo que las llevó a lanzar una ola de campañas de ofertas previas al Buen Fin; tal es el caso de Famsa (departamental) que promocionó Las Probaditas del Buen Fin; o bien “Las Noches Chedraui”, las “Horas Contadas” de Walmart y hasta 24 meses sin intereses que ofrece Liverpool, con su respectivo descuento a monederos electrónicos, para ser consumido en la misma tienda.

“La desaceleración es un hecho y no hay visos de que mejore. La gente tiene menos dinero y con la reforma fiscal les van a sacar más dinero a la gente; todavía vamos a sufrir más. Si la gente no tiene dinero, no consume, y el poder de compra se ve reflejado en las ventas de la ANTAD”, refirió Jorge Smeke, el especialista de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

Vicente Yáñez dijo que si bien el gobierno apoyará con el sorteo fiscal, con 250 millones de pesos para incentivar el consumo, en donde “gana el fabricante, el detallista, el gobierno con más impuestos y la economía con dinamismo... (Pero) recuperar nuestra proyección de crecimiento ya no se dará”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lilia González, El Economista