Buen Fin no redujo caída estacional del empleo

Archivo/Eleconomista.mx

En 2011, 87% del trabajo fue permanente, mientras que 13% fue temporal

Pese a que el gobierno y la Iniciativa Privada alinearon esfuerzos en la recta final del año para reducir la pérdida estacional de empleos, los resultados en este rubro no fueron los esperados, pues en diciembre pasado se perdieron 28% de las plazas formales generadas durante los meses previos del año, proporción mayor a 24% de pérdida que se observó en el 2010, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Y es que con el mayor consumo en tiendas minoristas que se registró durante las ofertas especiales del Buen Fin en noviembre pasado, se tenía la esperanza de aligerar el descenso del empleo en la época decembrina (atribuido al despido del personal contratado temporalmente en preparación de las ventas de fin de año), pero éste fue 224,516 plazas, que representaron 28% de los 815,313 empleos que se generaron durante los 11 meses previos.

En tanto, en el 2010 el decremento de diciembre fue de 232,115 puestos de trabajo, cifra mayor en términos absolutos, pero menor en proporción, ya que representó 24% de las 962,463 plazas que se generaron de enero a noviembre de dicho año.

Así, según lo declarado por Jorge Dávila, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), con el Buen Fin, iniciativa conjunta del gobierno federal y los empresarios para impulsar el consumo y el empleo, se contribuiría a conservar unas 40,000 plazas, que de haberse salvado habrían atenuado la caída de empleos a cerca de 165,000.

Sexenio agridulce

Considerando lo anterior, el 2011 cerró con la generación de 590,797 nuevas inscripciones en el IMSS (empleos formales), cifra 19% menor a la registrada el año previo, aunque la segunda mejor del presente sexenio y la quinta más alta de que se tenga registro, según dijo anteayer el presidente Felipe Calderón.

Dicha cifra se ubicó dentro del rango estimado por cámaras empresariales y firmas de recursos humanos como Manpower, que esperaban una generación de empleos formales de entre 550,000 y 600,000, aunque quedó por debajo de los últimos pronósticos de los especialistas en Economía del sector privado consultados mensualmente por el Banco de México, quienes en la encuesta de diciembre elevaron su expectativa de 591,000 a 610,000 plazas, acaso influidos por lo que se esperaba del Buen Fin y algunas cifras económicas positivas del tercer trimestre.

No obstante, el saldo del empleo formal de la presente administración está marcado por un crecimiento acelerado de las plazas eventuales, mismas que en los primeros cinco años del sexenio han aumentado 37%, un ritmo mucho mayor que el de las permanentes, que exhibieron una variación de apenas 9% durante el mismo periodo.

Lo anterior también puede verse en la composición del empleo formal, misma que al inicio del presente sexenio se conformaba por 90% de plazas permanentes y 10% de temporales, mientras que al cierre del año pasado la cifra ha cambiado a 87% de permanentes con 13% de temporales, tendencia que sigue consolidándose.

CRÉDITO: 
Octavio Amador