Banca Móvil revolucionará a pymes

Archivo/eleconomista.mx

Brindará productividad, comodidad y seguridad a usuarios.

La banca móvil ya es un hecho en México. En los próximos meses, su presencia empezará a dejarse sentir en la vida cotidiana de cientos de miles de personas: para pagar la cuenta de luz, el teléfono, los servicios de un plomero o las cuentas en la tienda de la esquina. Las autoridades trabajaron durante más de dos años para tener listo el esquema de funcionamiento que se anunció la semana pasada. Tres pilares: corresponsalías, seguridad y simplificación de los mecanismos de apertura de cuentas. Hay un banco que ya ha lanzado su propio programa y en breve se sumarán otros dos.

Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), quien incluso ya abrió una cuenta móvil, no pecó de optimista y afirmó que en un año podrían estar bancarizados todos los changarros del país, que con un dispositivo podrán convertir su aparato celular en una terminal punto de venta.

En entrevista en sus oficinas, Babatz se refirió a los tres pilares básicos de la banca móvil:

El primer pilar, el más difícil de instrumentar, corresponde a los corresponsales bancarios. Si lo que se quiere es que se popularice la banca móvil, es indispensable que los corresponsales funcionen bien.

A través de las corresponsalías se podrá depositar dinero en una cuenta de celular y hacer pagos, de la misma forma que se recarga el tiempo aire. Incluso, a decir del funcionario, “esto deberá llevar en el corto plazo a que se abarate el tiempo aire porque la comisión que van a pagar los bancos por los depósitos en celular es más baja”.

El segundo pilar que enumera Babatz son las reglas de seguridad.

Es muy importante que estos productos estén blindados frente a fraudes masivos porque, de lo contrario, perderían credibilidad y no funcionarían. Las reglas de seguridad quedaron listas a mediados del 2009 y, con base en ellas, han trabajado bancos y telefónicas”, precisó.

Y el último pedazo que faltaba, que se anunció el jueves pasado, es la apertura de cuentas, en donde están involucradas autoridades de la Secretaría de Hacienda, Banco de México y la CNBV.

Babatz mencionó que se requiere de una coordinación perfecta de las tres autoridades para que las reglas de todos estén alineadas. “El tema es que para que se pueda popularizar esto, se tiene que lograr que sea una cuenta de fácil apertura, balanceando eso con los riesgos de lavado de dinero.

“Las reglas que se publicaron hace algunos días y las que están por publicarse son las que permiten una fácil apertura de cuentas”.

Como resultado de estas reglas, cualquiera puede abrir una cuenta sin acudir a una sucursal y, en el extremo, sin tener una presencia física de la persona que abre la cuenta con el banco, puede ser por teléfono, por celular o vía mensaje de celular.

Cuentas masivas

Aunque hay una institución que lleva la delantera, en este momento prácticamente todos los bancos de red ya están trabajando en mecanismos para abrir cuentas de manera masiva sólo con la credencial de elector. El usuario tiene que bajar una aplicación a su teléfono móvil y, a partir de ese momento, ya se puede pagar con ella.

La cuenta está ligada al aparato celular y, debido a que se tiene una contraseña, en caso de robo del aparato la cuenta móvil sólo se tiene que volver a direccionar.

Se trata de una aplicación de datos, por lo que no se requiere de un mensaje. “Conforme avance su aplicación, empezará a funcionar como un SMS, pero serán más baratos que un SMS normal”, dijo el funcionario.

“La intención es que la gente se acostumbre a cargar con el teléfono en lugar de usar efectivo; incluso se podrán pagar servicios como plomería”, expuso el directivo, quien no se atrevió a dar una proyección sobre el alcance de este sistema en el país.

Lo cierto es que con la banca móvil “hay un aumento de productividad, comodidad y seguridad. Se necesita que los taxistas puedan cobrar así en lugar de hacerlo con dinero”, ejemplificó Babatz.

La gran ventaja es que no se necesita Internet, no se necesita token y es igual de seguro.

Casados o divorciados

Actualmente, los bancos pueden ofrecer el servicio en conjunto con una empresa telefónica o bien divorciado de una compañía celular.

En el primer caso, se pueden hacer depósitos a cualquier celular, sin importar la empresa telefónica.

Y en el caso de los que tengan convenio con una telefónica en particular, a decir de Babatz la ganancia es que se puede recargar crédito en los mismos sitios donde se recarga tiempo aire.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ana María Rosas y Luis Miguel González, El Economista