Banca comercial, principal canal de Nafin

Foto: Archivo/El Economista

Entre todos los intermediarios financieros que operan en el país, la banca comercial es el principal canal a través del cual Nacional Financiera (Nafin) ha otorgado más crédito al sector privado en los últimos años.

De los poco más de 2 billones de pesos de financiamiento que Nafin otorgó al sector privado a través de intermediarios entre el 2000 y el 2012, casi 750,000 millones fueron sólo por medio de los bancos. El resto, poco más de 1.3 billones, fue a través de otras entidades como uniones de crédito, arrendadoras, empresas de factoraje, almacenadoras, sofoles, sofomes, sofipos y otros.

Uno de los mandatos de Nafin es financiar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas del país. Para ello se apoya en otros intermediarios financieros privados.

Con base en una solicitud de información, Nafin explica que del 2000 al 2012 otorgó crédito al sector privado a través de los bancos, por un monto de 749,035 millones de pesos.

En segundo lugar, lo hizo por medio de empresas de factoraje (algunas vinculadas a bancos, pero que dejaron de operar como tales en julio del 2013), con más de 605,000 millones de pesos de crédito canalizado en el mismo periodo. Incluso del 2001 al 2008, según lo informado por Nafin, a través de este tipo de entidades canalizó más crédito al sector privado que por los bancos.

A través de las sofomes (que se crearon en el 2006) Nafin otorgó créditos al sector privado (del 2007 al 2012) por un monto cercano a los 270,000 millones de pesos; por medio de almacenadoras, 39,678 millones de pesos (del 2002 al 2012); de las sofoles (desaparecidas en julio del 2013), 29,119 millones de pesos; de arrendadoras, 14,886 millones de pesos (del 2000 al 2012); de uniones de crédito, 6,210 millones de pesos; de sofipos (a partir del 2008), 2,702 millones de pesos; de entidades de fomento (del 2000 al 2012), 1,876 millones de pesos, y de otros intermediarios, 93,606 millones de pesos.

El crecimiento del crédito otorgado por Nafin al sector privado a través de los bancos creció de manera exponencial del 2000 al 2012, al pasar de 9,278 millones de pesos a 136,085 millones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez / El Economista