Bajo, nivel de especialidad en RH

Foto: Archivo/El Economista

El gran problema de México no es la falta de trabajo, sino de talento: UP

El 90% de los ejecutivos en recursos humanos carecen de una especialización en la materia que les permita convertirse en socios estratégicos de las empresas y empujar esquemas para atraer y retener talento, pues no sólo con “billetazos” se tiene a las mejores personas en un empleo, dijo Antonio Castro director adjunto de la Universidad Panamericana.

Al presentar el Diplomado Ejecutivo en Dirección Estratégica de Recursos Humanos, Castro dijo que se requiere la formación de ejecutivos en esta área con alto sentido ético y humano, capaces de poner a la persona como lo más importante en una organización.

Tras abordar las dificultades que enfrentan las empresas para tener el talento Castro comentó que “el gran problema de México no es la falta de trabajo sino de talento, consecuencia de las deficiencias del sistema educativo nacional en todos los niveles académicos que está generando personal con bajos perfiles profesionales".

Aseguró que la gente con talento no tiene problemas para conseguir un empleo y las instituciones académicas, como la UP, están poniendo especial énfasis en la formación adecuada de sus estudiantes, pero sobre todo en el establecimiento de mecanismos para la atracción, retención y medición del talento.

Sobre este tema, Pedro Borda refirió que una encuesta entre empresarios y directores demuestra que la preocupación número uno, con 95%, de esos niveles de mando es justamente la atracción e identificación de talento.

En este contexto, los conferencistas informaron que el diplomado está dirigido a miembros de la comunidad de la UP, afiliados a la Amedirh y a público en general, con cupo limitado a 30 ó 35 personas máximo y la impartición de este diplomado es único a escala mundial, pues elaborado por Society for Human Resource Management.

A la primera generación se han sumado ejecutivos de recursos humanos de Cemex, Pepsico, ICA, Grupo Brisas.

Durará 128 horas, con sesión es los jueves y los viernes, e incluye nueve módulos, ocho formativos teórico-prácticos y uno para la presentación del trabajo final ante un jurado.

Ambos conferencistas subrayaron que la conjunción de experiencia, conocimiento, calidad del contenido y capacidad de los catedráticos que impartirán el diplomado, lo hacen de alta especialidad, así que contribuirá a mejorar el rubro de los recursos humanos en México.

[email protected]

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez, El Economista