Salarios, clave en productividad de mipymes

Foto: Especial

Sueldos crecieron 0.24% en micro y pequeños negocios, el último año

A lo largo del último año, los empleados de las micro y pequeñas empresas del país registraron un crecimiento del 0.2% y 0.04% respectivamente, de acuerdo con el Informe mensual sobre el comportamiento de la economía, publicado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Mientras que en el caso de las empresas medianas (de 101 a 300 empleados) no se registró aumento, sino un decremento del 0.4% en los salarios que ofrecen estas compañías.

En contraste con el aumento promedio al salario mínimo en el país, que para este año fue del 4%, expertos señalan que la sobreoferta de personas en busca de empleo y la baja productividad en las mipymes son las principales causas del aumento mínimo en los salarios de estos negocios.

Gustavo Fuertes, profesor de la Escuela Bancaria Comercial, detalla que en muchos casos estas empresas resisten la adopción de las tecnologías necesarias para ser más competitivas, pues no ven incentivos para modernizar su infraestructura.

El mercado laboral en México presenta una sobreoferta de candidatos dispuestos a emplearse por salarios poco competitivos, de manera que el empresario puede mantener su producción sin elevar demasiado los costos relativos a esta ni aumentar los salarios; se pierde de vista que incorporar nuevas tecnologías podría ser más competitiva, tener mayores ganancias y contratar a personal más calificado”, dijo Gustavo Fuertes.

En este sentido, John Soldevilla, profesor del Instituto Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, apunta que el reto de la Administración Federal debe ser aumentar la competitividad de estas empresas desde las actividades del Instituto Nacional del Emprendedor.

De acuerdo con los entrevistados, uno de los aspectos clave para la mejora de los salarios en las mipymes será el financiamiento, dado que el Informe señala que sólo el 11% de la cartera nacional de créditos es otorgado a estas empresas y esto impacta de manera indirecta en los índices salariales.

“Las pymes enfrentan mayores dificultades para aumentar sus salarios, pues además de buscar la rentabilidad del negocio se enfrentan a los costos del financiamiento, que implican tasas de interés de entre el 20% y 40% mientras que las empresas grandes obtienen tasas de 5% o 6%; es decir, las empresas que más necesitan el financiamiento son las que más problemas tienen para acceder a él”, afirmó Fuertes.

CRÉDITO: 
Marisela Delgado