Aseguran distintivos a tienda pirata en Jalisco

Foto: Cortesía

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), en compañía de abogados del despacho Arochi & Lindner, aseguraron a una tienda de repostería de Zapopan, en Jalisco, elementos distintivos que usaba sin autorización de la marca estadounidense Georgetown Cupcakes.

En un comunicado, el despacho de abogados informó que Oscar Pardo y su socia Maritza Hernández Espinoza inauguraron el pasado 18 de noviembre un local de repostería en Plaza Fusión Galerías y asociaron su negocio con la imagen, marcas y nombre comercial de Georgetown Cupcake. También copiaron los panquecillos originales y la mayoría de los artículos que son usados en la tienda original.

Los emprendedores también contrataron publicidad y abrieron perfiles en redes sociales, indica el comunicado.

“Anunciaron en medios y redes sociales que la tienda tendría una representación en Jalisco y participaron en eventos beneficiándose de la imagen y buena reputación de la compañía”, reveló Roberto Arochi, abogado de la empresa en México, quien agregó que se están llevando a cabo acciones legales por el uso deshonesto de la marca y de las obras.

“Es importante realizar este tipo de acciones contra establecimientos que buscan lucrar con la imagen de otra compañía sin su autorización. Además, la población debe tener la certeza de que la innovación, los distintivos, patentes nacionales o extranjeras, están protegidas por las leyes mexicanas para evitar su imitación”, afirmó Roberto Arochi.

La empresa no tiene ninguna tienda en Guadalajara ni en otras ciudades de este país y cualquier negocio similar no está relacionado con la compañía.

Georgetown Cupcake abrió sus puertas en 2008 en Washington D.C. y es propiedad de las hermanas Katherine Kallinis Berman y Sophie Kallinis LaMontagne. El año pasado la compañía elaboró 8 millones de cupcakes, los cuales vende a un precio unitario de 3.25 dólares.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario