Arrendamiento como opción para financiar pymes

Foto: Especial

El financiamiento es una herramienta útil para hacer crecer los negocios de una forma más sencilla; sin embargo, sólo 40% de las empresas mexicanas han solicitado o tenido un tipo de financiamiento bancario desde el inicio de sus operaciones, debido a que hay un conocimiento básico de productos financieros como es el arrendamiento.

En México existen más de 233,000 empresas de las cuales, 43% son pequeñas y medianas (pymes), que son clientes potenciales para las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN), elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo 7.6% de las empresas usan el arrendamiento financiero, el cual corresponde 20.9% a las empresas medianas y 9% a las pequeñas. La razón de su poco uso es el desconocimiento de sus virtudes.

Otros de los grandes impedimentos para acceder a una Sofom son los altos precios y el difícil trámite de éstos, pero si se analiza las ventajas de poder arrendar un producto en lugar de comprar el mismo bien y tener que pagar un crédito con alta tasa de interés esta puede ser una excelente opción.

“Hay que destacar que uno de los beneficios que ofrece el arrendamiento es que permite al arrendatario seleccionar libremente el equipo, al proveedor, negociar el precio con el proveedor, condiciones de la entrega y obtener un precio de pago al contado ya que la Sofom liquidara en una sola exhibición el bien al proveedor”, explica Alfonso Vega, Director Comercial de SERFIMEX Capital.

Ventajas del arrendamiento

Una de las principales virtudes del arrendamiento es que facilita una renta 100% deducible de impuestos, ya que está considerada como un gasto, por lo que permite acceder a bienes muebles especializados, como maquinaria industrial, de construcción, software, hardware, mobiliario, equipo de oficina, equipo de transporte, entre otros, sin la necesidad de comprometer grandes capitales y sin apalancar los estados financieros a la empresa.

Asimismo, el cliente tiene la posibilidad que al concluir su arrendamiento, pueda adquirir el bien al valor pactado (residual) o devolver el bien lo que permite estar a la vanguardia tecnología en maquinaria y equipo en comparación con los de la competencia.

Otra ventaja es que las Sofomes están especializadas en la atención a las Pymes, es la reducción en los tiempos de aprobación de líneas de crédito y la asesoría personalizada.

El arrendamiento puede ser solicitado por personas morales o físicas con actividad empresarial, con líneas de crédito desde $500,000 pesos, en plazos desde 12 hasta 60 meses, obteniendo la virtud de una renta fija durante todo el plazo.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.