Angustias laborales en periodo vacacional

Foto: Archivo/El Economista

A pocos días de iniciar formalmente las vacaciones de Semana Santa, la mayoría de los profesionales mexicanos espera con asías este periodo con el objetivo de poder desestresarse, sin embargo, lo que muchos no saben, es que salir de vacaciones también puede causar angustias laborales.

Usualmente la empresa o empleadores con quienes trabajamos determinan las condiciones para los días de descanso y de qué depende que un empleado pueda gozar de dicho beneficio, no obstante estas reglas no siempre son muy claras y los trabajadores no pueden aislarse completamente de sus actividades profesionales.

“Para muchos, descansar unos días de la rutina diaria tiene como fin olvidar,momentáneamente las obligaciones laborales; en cambio, algunas personas no pueden vivir sin la curiosidad de saber lo que ocurre en su oficina mientras están fuera de ella. También se dan casos muy particulares donde el jefe está detrás de sus empleados al momento que disfrutan sus días de reposo”, afirmó Maricarmen Balcarcel, Gerente de Capital Humano de Randstad México.

Durante el último trimestre de 2013, Randstad Holding llevó a cabo, a través de su encuesta Workmonitor, un estudio que refleja cuál es la percepción de los empleados sobre sus períodos de asueto y cómo su trabajo se relaciona con dichos períodos.

De acuerdo con los resultados, en nuestro país 63% de los trabajadores aseguró que son capaces de dejar a un lado su trabajo para disfrutar las vacaciones, lo que significa no pensar de manera constante en futuros proyectos o actividades inconclusas al momento de tomar el descanso.

Asimismo, 52% de los trabajadores menciona no tener preocupación por leer la información de su trabajo vía correo electrónico mientras se encuentra fuera de actividad, tomando en cuenta que tienen la posibilidad de revisar los mensajes en celulares y dispositivos móviles.

No obstante, tratándose de ejecutivos o encargados de puestos gerenciales, el 59% de estas personas se mantiene informado del acontecer en su oficina, a diferencia de un 41% que no lo hace.

“Para que la empresa no pierda el curso de sus actividades, es necesario planear con anticipación el modo correcto de abordar los períodos de asueto dejando la mayoría del trabajo que pudiera estar pendiente, resuelto. Se tiene que tener un orden en los proyectos de acuerdo a los tiempos de entrega para saber si se deben realizar antes de salir de vacaciones o pueden esperar para cuando se retomen las actividades, también se debe informar a todas las personas o clientes con las que se tiene comunicación para hacerles saber la situación y de ser posible apoyarnos en algún otro colaborador para que los pendientes no se queden detenidos”- agregó Maricarmen Balcarcel.

Nosotros podemos tomar en cuenta muchas recomendaciones, sin embargo siempre existen ocasiones en las que el jefe o empleador recurre a la ayuda de sus trabajadores durante sus vacaciones ya sea porque el empleado es pieza fundamental en algún proyecto o porque el perfil de su puesto no permite que se aísle por completo de la oficina, por lo que es importante tomar las cosas con calma y asegurarnos de mantener todo en orden y arreglado.

Si bien, las vacaciones nos ayudan a alejarnos del estrés, las obligaciones respecto al trabajo a veces exigen atención, como lo asegura el 38% de los encuestados, quienes afirman que su jefe los necesita las 24 horas y los siete días de la semana, cifra que contrasta con el 61% de aquellos quienes afirman que su patrón no los requiere durante el tiempo de descanso.

CRÉDITO: 
Redacción