Alza de cuotas no pega a conductores mexicanos: Uber

Foto: Reuters

La reciente elevación de las cuotas a los conductores, del 20 al 25% y efectiva a partir de noviembre del 2015, así como la disminución de las tarifas para los usuarios que comenzó en enero de este año “de ninguna forma” han afectado a la utilidad neta de los emprendedores, respondieron de manera tajante ejecutivos de Uber este mediodía.

Por el contrario, las reducciones han incrementado los números de viajes diarios y los ingresos de los socios, insistieron los directivos de la tecnológica, al tiempo que deslizaron algunos números al respecto.

Según Uber, en la semana posterior a la reducción de las tarifas para el usuario, se incrementó en 14% el número de viajes por hora y los ingresos de los conductores repuntaron otro 15%, también por hora.

Además, replicó Uber a los conductores que alegan que sus ganancias netas han caído entre un 25 y 30% con la elevación de sus cuotas y la baja de tarifas, que el número de socios conectados a la plataforma para buscar pasaje aumentó 14.9% apenas arrancó la nueva estrategia de Uber en México, por estos días el tercer más mercado más importante para la compañía en el mundo por los 39,000 socios conductores y 1.2 millones de usuarios que usan o han utilizado la aplicación.

“En realidad, los ingresos por hora de cada conductor se han incrementado desde que redujimos las tarifas. Hemos visto un incremento significativo del lado de la demanda por estas reducciones. Si los conductores están trabajando más, ellos tienen esa decisión y esa necesidad. (Ahora), su ingreso es más alto que antes de que hiciéramos la reducción. Este no es un tema de percepción, esto lo soporta. Se ha traducido en más ingresos por hora trabajada. Los datos de las ciudades donde hicimos la reducción son muy favorables”, dijo Francisco Sordo, director de Uber para la región del Bajío.

Un tanto esquivos, los directivos de Uber comentaron que las reducciones de tarifas a los usuarios permitieron ampliar la base de usuarios en México, porque se llegó a un nuevo segmento de mercado antes con menores posibilidades de explotar a su favor esta aplicación.

“La reducción de las tarifas tiene dos objetivos. Por un lado aumenta la ocasión de servicio para los usuarios existentes y abre el mercado para un nueva base de usuarios que por el precio anterior no podían acceder y esos e traduce en mayores viajes por hora y en mayores ingresos para el conductor”, afirmó el empresario.

“La reducción de la tarifa hace que los socios conectados tengan tiempos más eficientes. Estamos acabando con los tiempos muertos. Estamos teniendo más trabajo, más viajes, más ingresos”, secundó Luis de Uriarte, director de comunicación de Uber México.

Uber anunció que a partir de mañana martes su plataforma comienza a funcionar en las ciudades de Aguascalientes, Cuernavaca, Hermosillo, Mérida, Mexicali y San Luis Potosí, ciudades con más de un millón de habitantes y en las que perfila lograr una operación rentable.

En su rueda de prensa con medios, Uber compartió otros datos, como el hecho de que los hogares donde su aplicación es utilizada como motor de negocio del transporte privado generan ingresos promedio de 90.23 pesos por hora trabajada, alrededor de tres veces más a lo reportado por el INEGI: 33 pesos.

Uber también recordó estar abierta a las regulaciones, por lo que una vez más rebatió los argumentos de sus detractores en el sentido de que debe sujetarse a una regulación menos laxa:

“Uber es pro-regulación. Nuestra preferencia es que exista regulación en todos los mercados donde queremos estar, pero pedimos que en esa regulación el ciudadano sea quien esté al centro, porque entonces ponemos al centro de neustros esfuerzos al ciudadano”, comentó Francisco Sordo.

.

CRÉDITO: 
Nicolás Lucas / El Economista