Firman acuerdo para el e-commerce

Foto: Especial

Profeco y Amipci dan a conocer el decálogo del comercio electrónico

Con el firme propósito de salvaguardar los derechos de los consumidores de bienes y servicios a través de Internet, detonar el crecimiento y la insoslayable consolidación del comercio electrónico, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Asociación Mexicana de Internet A.C. (AMIPCI) firmaron un convenio de colaboración, paso esencial en la construcción de un futuro promisorio para el sector.

El acuerdo versa sobre la necesidad de crear un ambiente de seguridad y confianza para los consumidores, no sólo al momento de concretar alguna adquisición o transacción, sino también a la hora de acceder a medios de controversia online como Concilianet.

En términos generales, la intención de esta colaboración estriba en fundar un escenario de corresponsabilidad entre los actores del ramo, dígase consumidores, proveedores de bienes y servicios por medio de la red, así como autoridades competentes.

Se trata de estimular estrategias de autorregulación útiles para que los protagonistas de este espectro comercial mantengan conductas leales y constructivas, máxime si considera, como bien puntualizó Bernardo Altamirano Rodríguez, titular de la Profeco, que la concreción de transacciones crece con tremenda celeridad y supone menores costos en comparación con el comercio tradicional, una ventaja nada desdeñable.

En este proceso de génesis del comercio electrónico o de mercados en Internet, se nos presenta esta gran oportunidad para blindar este mercado y generar la mayor confianza, sobre todo, para desincentivar prácticas informales en el comercio a través de Internet”, aseveró Altamirano Rodríguez.

Emerge entonces, el compromiso tácito de ambas entidades para garantizar el derecho a la información de los consumidores—por medio de la producción de campañas de difusión pertinentes—, así como para la defensa puntual y expedita de sus derechos.

El comercio electrónico democratiza las oportunidades de acceso a los productos y servicios. A todos nos conviene que los ciudadanos conozcan y ejerzan sus derechos como consumidores, y sepan cómo actuar en caso de tener una inconformidad, porque de esa manera se está protegiendo al mercado y se crea una relación armónica de largo plazo entre proveedores y compradores en Internet”, arguyó Manuel Tamez, presidente de la AMIPCI.

A partir de este acuerdo, signado en las instalaciones de la Secretaría de Economía (SE), los más de 50 afiliados a la AMIPCI podrán, de forma voluntaria, suscribir sus contratos de adhesión ante la Profeco, con objeto de que sus cláusulas se apeguen a lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), así como incorporarse al sistema de conciliación en línea, Concilianet.

Entre tanto, la Procuraduría se comprometió a capacitar a proveedores de bienes y servicios vía Internet en materia de publicidad consciente, bajo la consigna de que sus anuncios sean veraces y comprobables, en estricto apego a lo establecido en el Artículo 32 de la LFPC.

Como parte de las acciones coordinadas inherentes a su alianza, la Procuraduría y la Asociación expusieron el “Decálogo de los derechos mínimos de los consumidores en las transacciones efectuadas a través del uso de medios electrónicos”, disponible en el portal http://www.consumidor.gob.mx.

El decálogo del e-commerce

Como parte de esta colaboración, la Profeco y la Amipci dieron a conocer los 10 derechos de los consumidores al realizar transacciones a través de medios electrónicos.

  1. Usted tiene derecho a que le sean respetados los precios, garantías, cantidades, calidades y otras condiciones que el proveedor hubiera convenido con el consumidor.
  2. A que la información proporcionada al proveedor se utilice de manera confidencial y sólo para el cumplimiento de los fines establecidos.
  3. A que el proveedor cuente con los elementos técnicos para garantizar la seguridad del consumidor.
  4. A que el proveedor proporcione su domicilio, números telefónicos, horarios de atención, correo electrónico a los que pueda acudir el consumidor para solicitar aclaraciones.
  5. A que la publicidad que se difunda sea veraz, comprobable y no induzca al error o confusión.
  6. A que previo a la contratación, el proveedor dé a conocer de manera clara el contenido del contrato.
  7. El proveedor no podrá negar ni condicionar la venta o suministro de bienes o servicios cuando éstos se anuncien como disponibles.
  8. Cuando se incluyan términos como “garantía”, se precise la forma en que puede hacerse efectiva.
  9. A que al consumidor no le sean prestados servicios adicionales a los originalmente contratados .
  10. Acceso a mecanismos de conciliación gratuitos.

El documento resalta que los proveedores de e-commerce deben proporcionar seguridad jurídica en las transacciones que realice el público en general, al tiempo que los consumidores deben tener acceso a mecanismos de conciliación y defensa ágiles, fáciles y gratuitos, con la finalidad de promover la pronta resolución de controversias implícitas en dichas transacciones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Didier Cedillo