4 formas de convertir la fuga de talentos en empleo

Foto: Especial

De acuerdo a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), México registró este año cifras históricas de empleo formal —la creación de empleos aumentó 17.1% durante el primer semestre de este año—, mientras que la organización Innovation Match Mx asegura que el país continúa siendo el mayor exportador de talento en América Latina. Es decir, que a pesar de que sí existe más empleo, las personas siguen buscando oportunidades fuera.

“Las personas dejan el país motivados a prepararse y aprender en otros panoramas, por ello, hay miles de profesionales que están mejor preparados que gran parte del talento que se queda en el país. Sin embargo, no significa que por trabajar aquí no estés altamente calificado”, asegura Eduardo Molina, director general de WeWork México, la plataforma global de creadores. “Además de sinergias, hacen falta más puntos de encuentro laboral para que las empresas y las personas se conecten”.

Por otro lado, si bien éste suele ser un tema que se adjudica a la falta de oportunidades laborales y educativas, también tiene que ver con otros factores que se alinean con aquello que las personas esperan del ecosistema laboral y social.

Por ejemplo, en Reino Unido, los expertos prevén una masiva fuga de talento a raíz del Brexit: 47% de los ciudadanos de países de la Unión Europea en Reino Unido piensa marcharse, de acuerdo a un reciente estudio de la firma Deloitte.

“Abordar la problemática de fuga de talento no sólo se trata de retener al talento local, sino seguir haciendo atractivo al país para las personas y empresas que han decidido invertir y explorar el mercado, así como motivar a la gente que ha decidido salir para que regrese”, agrega Eduardo Molina.

“La visión de comunidad global favorece en gran medida a las economías, pues más allá de tratar de ‘proteger’ al talento, es necesario fomentar colaboración entre creadores, empresas y emprendedores de todo el mundo en un esquema beneficioso para todos”, agrega.

En este sentido, el directivo de WeWork define cuatro formas en que la llamada fuga de talento puede pasar de ser una problemática a una manera de enriquecer el entorno empresarial y laboral del país, con base en lo que ha evidenciado la comunidad de la plataforma.

Hacer voltear a las instituciones

La migración masiva de profesionales sirve como una llamada de atención a las empresas, universidades e instituciones de gobierno, ya que los conduce a ofrecer incentivos para motivarlos a volver. De esta manera, el talento que se exporta, considerará viable y atractivo regresar, sumando mayor dinamismo a las organizaciones a las que se integra.

Importar ideas

Uno de los aspectos más valiosos de una persona formada y con experiencia en otros mercados son las perspectivas que tiene sobre distintas maneras de trabajar y hacer negocios. En lugar de observar a distancia, las empresas encuentran en este tipo de profesionales personal estratégico que puede ayudar a implementar ideas nuevas que son tendencia en otras latitudes.

Posicionar al talento mexicano

Las personas que destacan en el extranjero se convierten en embajadores de otros profesionales mexicanos y cimentan una nueva imagen del ecosistema empresarial y laboral del país. De esta manera, las empresas internacionales al verse beneficiadas buscarán importar más profesionales o aventurarse a invertir en el mercado.

Estrategia de negocios colaborativa

Crear conexiones es una necesidad estratégica para las empresas que desean crecer en un contexto global. Las compañías mexicanas pueden encontrar en personas que trabajen en el extranjero un elemento para concretar alianzas.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.