2012, año de las franquicias en México

Diego Elizarrarás / Foto: Eleconomista.mx

En el sector hay más de 1,300 marcas; la tercera parte son mexicanas

México organizará la Feria Internacional de Franquicias (FIF) más grande del mundo durante este año porque será la sede de la reunión del Consejo Internacional en materia y de la Federación Iberoamericana, ésto se aprovechará para consolidar a la industria, destacó Diego Elizarrarás, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

El sector espera un crecimiento en 2012 de 13% y recuperará el terreno que se perdió a principios del año pasado, cuando las actividades en la industria iniciaron lentamente, agregó en su participación dentro del Foro Franquicias organizado por El Economista.

Elizarrarás recordó la importancia que tiene el sector en la vida económica nacional porque cuenta con más de 1,300 marcas, donde la tercera parte son mexicanas que generan más de 70,000 puntos de venta y cerca de 700,000 empleos, lo que la coloca en el top 10 de industrias más grandes en la materia, a nivel mundial.

El directivo de la AMF, destacó que aún falta mucho por crecer en el sector, puessólo 1% de las marcas tienen más de 500 puntos de venta y la gran mayoría de ellas se encuentran con menos de 50 unidades.

“En otros países como Estados Unidos, una marca llega a tener hasta 500 puntos de venta en un sólo estado, esto nos habla de que el crecimiento toda vía puede ser mucho mayor al que se ha logrado”, detalló Elizarrarás.

Enfatizó que para seguir desarrollándose la industria se apoyará, como lo ha vendido haciendo en los últimos cinco años, en el Programa Nacional de Franquicias (PNF) de la Secretaría de Economía (SE), aunque haya cambio de administración Federal, porque ha sido un gran generador de empleos y negocios a pesar de su poca inversión, es por ello que tiene que continuar.

En los cinco años que lleva el PNF, se ha invertido 700 millones de pesos, se han creado 450 nuevas marcas, 1,800 puntos de venta y contribuido a la generación de 14,000 empleos”, sostuvo.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno, El Economista