10:00 am, la hora de terror para los comercios

Foto: Shutterstock

Cajeros automáticos, viajes en transporte público, bancos, negocios y sitios para surtir las tiendas. Los únicos lugares seguros para empresarios, dueños de negocios, encargados y empleados son sus hogares, las oficinas de gobierno, escuelas, universidades, hospitales y plazas públicas.

Según un estudio de la Camara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la ciudad de México (Canacope), 77% de las mipymes (micros, pequeñas y mediana empresas) han sido víctimas de un delito, en su persona, en su negocio o en familiar, amigo o persona cercana a él y los lugares que consideran más inseguros son aquellos relacionados con su actividad empresarial o laboral.

Los delitos que más sufren los empresarios y sus trabajadores son el robo (20%), la extorsión telefónica (15%), asalto (13%) y el cobro de piso (12%). En siete de cada 10 de estos delitos se utiliza fuerza excesiva o algún tipo de arma.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de empresas victimizadas en la capital del país subió 36.3% entre 2015 y 2013. Sin embargo, entidades como Hidalgo, San Luis Potosí y Sonora superaron ese porcentaje, al ubicarse en 40.2, 44.1 y 58.9%, respectivamente.

A nivel nacional, 35.5% de las unidades económicas fue víctima de un delito durante el 2015, un aumento de 2.85% respecto al año previo y esto significó que 1.6 millones de empresas, de un total de 4.6 millones que hay en el país, sufrió un ilícito. En suma, se cometieron 4 millones de actos delictivos, una tasa de 2.5 delitos por empresa victimizada.

El sector comercial fue el que más prevalencia reportó (40.7) respecto al industrial (31.7%) o de servicios (30.4%), indica la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2016, del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

HORAS Y DÍAS DE DELITOS

El estudio de INEGI no detalla las horas en qué se comenten los delitos, pero de acuerdo con el sondeo de la Canacope, la hora más insegura para los negocios capitalinos es de las 10 a las 11 de la mañana, el menos mencionado fue de las 3 a las 4 de la tarde.

Los entrevistados también señalaron el sábado como el día más inseguro para los comercios, en contraste el jueves fue el menos mencionado.

A pesar de que el sentimiento de inseguridad entre el gremio empresarial y de trabajadores aumentó en los últimos cinco años, éstos rechazan la propuesta de usar armas de fuego como medida de protección (56%), ni la portarían en su negocio (52 por ciento).

En la prevalencia delictiva, el tamaño sí importa. Mientras que las microcompañías tuvieron una incidencia de 34.7% de delitos, en las grandes se ubicó en 61 por ciento.

De acuerdo con el estudio del INEGI, el robo hormiga fue en el 2015 el delito que más padecieron las empresas, las cuales aplican -sobre todo los supermercados- una política de “mano de hierro” para castigar estos hechos que, según datos de la ANTAD dejaron pérdidas por 14,000 millones de pesos en 2014 a un puñado de cadenas de ventas minoristas.

El periodo de mayor incidencia del robo hormiga ya no son las fiestas decembrinas, sino el Buen Fin, que según ALTO México se incrementó 100% durante el 2015.

El costo en el 2015 de la inseguridad para estas unidades económicas, indica el INEGI fue de 138,900 millones de pesos o 0.73% del Producto Interno Bruto (PIB). Las empresas gastaron 73,300 millones en medidas preventivas a nivel nacional. En la capital del país el monto va de 350 a 8,500 pesos en adaptar, instalar o mantener sistemas de seguridad en los negocios.

Medidas preventivas

Entidades como el gobierno de Colima lanzó una guía de recomendaciones para que los comercios prevengan los robos, en el que según éste se ven involucrados clientes, empleados o terceros (robo con violencia y de dinero) y se ve favorecido por la exhibición de mercancía en forma atractiva y accesible, la falta de control de inventarios y no tomar precauciones al contratar al personal.

La Agencia de Seguridad Estatal mexiquense (ASE), exhorta por otra parte abrir y cerrar el negocio en compañía de otra persona, colocar la caja registradora y de seguridad en lugares diferentes, así como efectuar cortes de caja de manera continua, variar los horarios y hacerlo fuera de la vista del público.

El pago de nómina también debe hacerse en horarios diferentes, y se debe evitar la rutina para ir al banco o manejar efectivo; también recomienda colocar espejos en cada esquina de su comercio y no ponga objetos de valor en los aparadores o vitrinas, contratar a personal recomendado y verificar continuamente el sistema de alarma si se cuenta con él.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario