Acciones que motivan a los equipos de trabajo

Parte importante del éxito de una empresa consiste en saber gestionar su talento humano. Por ello, el área de Recursos Humanos cobra particular relevancia al momento de elaborar estrategias empresariales respecto a sus colaboradores. De tal forma que, resulta vital para una organización disponer de la suficiente capacidad para evitar las fugas de talento, retener a los empleados o aumentar el rendimiento de los mismos.

Establecer un programa para diseñar un plan de carrera y desarrollo para cada uno de los colaboradores es una forma de asegurar que en la organización se contará con la gente correcta que reúna las habilidades requeridas actualmente y las que se solicitarán en un futuro. Es fundamental que el plan a diseñar, gestionar y supervisar, sea personalizado y que se adapte a la visión de la empresa. Fijar objetivos previos y escoger a los empleados o participantes que se desea estimular, ya que un plan de desarrollo efectivo está centrado en sus colaboradores.

Existen dos vías para alcanzar los objetivos planteados: primera, orientada hacia una visión en la que se construye el plan en función del rendimiento experimentado, basado en una evaluación del desempeño. Y una segunda vía enfocada hacia el futuro, alrededor del posible potencial de los empleados.

Toda empresa debe saber, sobre todo ahora, en el entorno de contingencia sanitaria que experimentamos a nivel mundial, gestionar la motivación de los empleados, y más cuando se encuentran trabajando a distancia. Para ello, los planes que motiven a los empleados con mayor potencial y ayuden a retenerlos, supone una cuestión relevante para la compañía.

¿Cómo retener al talento que no se ha identificado?

Una adecuada herramienta tecnológica de Recursos Humanos como soporte, permitirá identificar a los colaboradores que la empresa requiere para que no precisamente tenga que buscar afuera talento con el que seguramente ya cuenta al interior de la compañía, mismo que ya conoce la operación y los objetivos de la organización. En el caso de no ser así, dicha tecnología también podrá ser empleada para buscar fuera del corporativo el talento requerido. Además de que posibilitará realizar seguimiento y recibir retroalimentación que permita mejorar los procesos.

Los planes de formación personalizados que sirvan para ayudar al profesional a alcanzar el nivel de conocimientos y habilidades deseado, mediante el desarrollo de determinados aspectos, deben contar con las ventajas que ofrecen las plataformas online, denominadas `LMS´ o Plataformas de Formación Online. Y es que, gracias a estas plataformas, el empleado puede acceder a módulos, cursos o tutorías desde casa o el trabajo y en cualquier momento, particularmente ahora que es una prioridad mantener la distancia. Un aspecto que se debe tener en cuenta al momento de trazar estos planes es considerar la situación personal del trabajador para que pueda exprimir al máximo la formación y resulte ventajoso para la empresa.

El coaching es otra opción, que consiste en acompañar a los empleados, mediante la figura de un tutor o coach, a través de fases u obstáculos con el fin de asesorarlos y ayudarlos a lograr el grado de independencia óptimo, a la vez que superan con éxito los desafíos que se les presentan. Además de ayudar al colaborador, puede ser una buena fuente de información para el manager sobre las aptitudes de sus equipos.

Finalmente, el mentoring aprovecha las capacidades de una persona experimentada en la empresa, para acompañar a una recién incorporada con el fin de compartir su know-how y desarrollar competencias útiles de cara a futuros retos laborales.

*Maribel Cano es Latin America Marketing Manager en Meta4 A Cegid Company, empresa líder de soluciones tecnológicas en la nube para la gestión de Recursos Humanos