El seguro: un salvavidas para tu negocio

Te has preguntado ¿qué pasaría si tu negocio fuera víctima de un incendio, inundación o robo? ¿Cómo harías frente a los gastos para reparar los daños?

Como sabes, dirigir una empresa requiere no solo administrar las ganancias o proyectos, sino también, prevenir riesgos y proteger tu patrimonio.

En México se estima que sólo 5% de las pequeñas y medianas empresas cuentan con un seguro. Por ello, es necesario que tú como emprendedor, tomes en cuenta en tu plan de negocios la protección ante factores que podrían provocar la quiebra. Pues a decir de AXA Seguros, alrededor del 80% de las pymes que operan en México desaparecen antes de cumplir tres años, y de ellas una de cada cuatro carece de un seguro que le proteja contra eventos inesperados.

¡Evita riesgos, blinda tu negocio!

Los tres siniestros más comunes que enfrentan las pequeñas y medianas, de acuerdo con AXA Seguros son:

  1. Daños a sus oficinas e instalaciones (incendios o daños por fenómenos catastróficos).
  2. Robo de mercancía o de sus instalaciones. Según el Observatorio Nacional Ciudadano, durante 2015 más de 73,000 pymes de todo el país sufrieron robos.
  3. Incidentes con clientes o trabajadores.

En ese sentido, existen paquetes de coberturas dirigidas en cubrir tu patrimonio, además asegurar la actividad del negocio ante cualquier imprevisto. Es importante evaluar la protección que requieres, esto dependerá de tamaño y giro de tu pyme. Algunas protecciones con las que cuenta el seguro para pymes:

a) Daños materiales: Protege el inmueble y sus contenidos, incluyendo anuncios instalados, contra daños provocados por eventos imprevistos.

  • Incendio, rayos o explosión
  • Huelgas y alborotos populares
  • Rotura o filtraciones accidentales de tuberías
  • Rotura de cristales

b) Gastos y pérdidas adicionales: Protección en caso de tener que cubrir gastos.

  • Remoción de escombros,
  • Gastos extraordinarios, como usar otras instalaciones y el costo de la reparación urgente de maquinaria.
  • Pérdida de utilidades, salario y gastos fijos, durante la suspensión del negocio.

c) Robo de bienes: Cubre los bienes, incluyendo dinero y valores.

d) Responsabilidad civil: Ampara los daños que causes a otras personas o sus bienes, como clientes, socios y empleados.

e) Transporte de mercancías: Cubre las pérdidas o daños materiales que le ocurran a tu mercancía.

Algunas pymes requieren de coberturas especiales y adecuadas para la mejor protección de sus bienes, por lo que se deben identificar los riesgos a los que tu negocio está expuesto. Te recomiendo que antes de contratar tu seguro, diseñes un plan a tu medida.

No olvides que la prevención es tu mejor herramienta para garantizar la continuidad de tu negocio.

El autor, Beltrando Pini Rodríguez, es Vicepresidente de Distribución y Mercadotecnia de AXA Seguros.