3 pasos que utilicé para salvar mi empresa frente al Covid-19

A estas alturas de la contingencia, me imagino que te has enfrentado ya con muchas decisiones que probablemente no hayan sido fáciles de tomar y, mucho menos aún, de poner en práctica. Son momentos complejos para todos nosotros como empresarios, así que es momento de aflorar y demostrar nuestra capacidad de resiliencia. En esta colaboración quiero decirte por lo que pasamos en estos últimos meses para compartirte mi experiencia y poder tal vez así ayudar un poco con la tuya.

Lo primero que hicimos fue llamar a cada uno de nuestros clientes y voceros para saber cómo estaban, cuáles eran sus planes para la crisis sanitaria y ponernos a sus órdenes para apoyarlos en lo que pudiéramos, desde el servicio que nosotros les ofrecemos. Ha sido muy interesante ver cómo muchos de ellos están determinados a seguir y por supuesto tocamos el tema de restructurar el monto que se les cobra por nuestro servicio, a fin de poderlos conservar; igualmente hubo otros que de plano nos dijeron que no podían continuar. Gracias a esto pudimos tener un panorama más claro sobre los ingresos de mayo.

Con este panorama claro, pudimos hacer cuentas de qué ingresa, pero también de lo que se gasta cada mes y con ello tomamos la decisión de reducir los ingresos de los colaboradores un 20 % durante 3 meses, esperando que sea el máximo tiempo para volver a regularizar sus ingresos. La verdad es que fue difícil poder pedir esto pero vimos una gran respuesta del equipo, con tal de no perder sus empleos, tomando en cuenta que en este momento y probablemente por todo el 2020 será complicado encontrar trabajo. Este ajuste incluyó una baja del 100% de mis ingresos para poder salvar la permanencia de la empresa.

Y finalmente viendo el escenario a mediano plazo, analizamos que no podíamos continuar pagando el sueldo de una de nuestras colaboradoras por lo que tuvimos que liquidarla. Fue muy duro tanto emocional como económicamente porque fue al 100 por ciento, y porque es alguien muy valioso para el equipo, pero necesario debido a la disminución de los ingresos en próximos meses.

Con esto iniciamos un mayo “tablas”, lo que quiere decir que no estamos perdiendo pero tampoco ganando, que en este escenario de contingencia me parece suficiente. Poco a poco esperamos reponernos para nivelar los ingresos de los colaboradores incluyendo el mío ya que, como te dije la vez pasada, estoy comprometido a no ser una estadística más en esta gran oportunidad que se nos presenta, personal y laboralmente, ¿y tú?

¡Sígueme en: @javitokrp y @tokrp !